Las palomas, un problema en las ciudades

La paloma común, Columba Livia, es originaria de Europa, África y Asia. Se estima que hoy en día existen 19 subespecies en el mundo.

Problema palomas

Las palomas miden entre 20 y 35 cm y pesan alrededor de los 350 gr. El color de su plumaje puede variar aunque normalmente, esta especie es gris con dos franjas negras en las alas y una en la cola. En el cuello normalmente, se puede apreciar un reflejo verde o lila. Las patas suelen ser de color rojo.

Las palomas son monógamas, el macho se ocupa de proteger a la hembra y al nido; la pareja continúa unida aún después del apareamiento. Los huevos se ponen después de unos 10 días del apareamiento y éstos eclosionan 18 días después. La madre alimenta a los pichones con leche de paloma.

Las palomas urbanas además de alimentarse de semillas, frutas e invertebrados, normalmente comen desperdicios y granos múltiples que la gente les proporciona, a veces de forma voluntaria, sobre todo en plazas y parques. Las palomas en las ciudades encuentran alimento abundante y el agua es muy accesible por lo que su adaptación a este entorno ha sido muy rápida. Otros factores que han influido en ello son la ausencia de depredadores y la facilidad para anidar en cornisas, cubiertas y tejados, desvanes, cúpulas y buhardillas.

Por si esto fuera poco, las palomas son aves sedentarias y tienden a volver al lugar de nacimiento. Por ello es necesaria la instalación de sistemas como pinchos o redes Alastop, los cuales además de actuar como disuasorios, impiden su colocación y entrada en los edificios.

Puede consultar nuestro catálogo en nuestra página www.alastop.es, dónde encontrará la solución a sus problemas con las palomas a precios económicos.

Pinchos Palomas

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *